Turismo

Turismo / Fiestas / Fiestas de Invierno- Enfarinats, Tapats, Danzas

Fiestas de Invierno- Enfarinats, Tapats, Danzas...

Array
Array
Array
Array



 

¡Declaradas Fiestas de Interés Turístico Autonómico en 2009!

Las Fiestas de Invierno de Ibi tienen lugar durante el mes de diciembre y enero e incluyen parte del folklore más tradicional de la localidad como: la música al son de la xaramita y el tabal, las danzas típicas de Ibi, la figura de los entrañables Tapats (personas que se disfrazan con sábanas y trajes antiguos y que guardan su anonaimato tapando su cara con una funda de almohada decorada y pintada), los conocidos internacionalmente Enfarinats (que toman el poder de la villa durante un día a base de gamberradas y pillerías) y la festividad de los Reyes Magos. 

PROGRAMA DE LAS FIESTAS DE INVIERNO 2018-2019

 


PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y PERSONAS QUE QUIERAN DOCUMENTAR LA FIESTA DELS ENFARINATS EL 28 DE DICIEMBREEs necesario acreditarse para participar activamente en la fiesta y poder acceder dentro del perímetro acotado para la batalla de huevos, harina y petardos. Para ello, deben ponerse en contacto con el Departamento de Comunicación del Ayuntamiento de Ibi en el siguiente correo comunicacion@ibi.es o al 965552450.

 

**Els Enfarinats recorren el mundo de la mano de Antonio Gibotta (ag.antoniogibotta.com), el fotoperiodista italiano que el 28 de diciembre de 2016 plasmaba en imágenes esta peculiar fiesta y cuya colcción de sofots sobre ella ha ganado el 2º Premio, en la categoría People, del prestigioso World Press Photo https://www.worldpressphoto.org/…/20…/people/antonio-gibotta


FIESTAS DE INVIERNO- ENFARINATS, TAPATS, DANZAS

 

La supervivencia de la tradición es la magia de la que Ibi está envuelto.

 

Las fiestas que durante todo el año celebra Ibi son variadas y divertidas. Desde enero hasta diciembre cualquier ibense y visitante puede sumarse a tan singulares festejos. Las Fiestas de Invierno, más conocidas como de “Santa Llúcia i Nadal”, celebradas entre diciembre y enero, y con carácter folclórico y tradicional, son conocidas por la proclamación del los reyes de las danzas y el resto de bailadores que durante unos días deleitarán al público con las danzas típicas del pueblo, sus pregones, los “bandos”, “els bons díes”,... dando al invierno un cálido ambiente festivo. El segundo sábado de diciembre se lleva a cabo “el Bateig de Santa Llúcia” y es el día 28, sin duda, la eclosión de la fiesta; el conocido como día de los Santos Inocentes que adquiere en Ibi especial singularidad: “Els Enfarinats” toman la ciudad bajo el lema “justicia nova” y durante un día son la voz y mando del pueblo ambientando las calles con los bailadores, la rondalla, la xaramita y el tabal.

 

El 28 de diciembre se celebra la fiesta de "Los Enharinados" ("Els Enfarinats") , en la que, a golpe de petardos y harina, los insurgentes consiguen rendir a la población bajo su mandato. El nuevo alcalde de los “enharinados” toma la vara de mando ficticio de manos del alcalde de la localidad. Tras la toma de posesión simbólica del nuevo Gobierno local de Els Enfarinats, el nuevo orden se impone en Ibi a golpe de escaramuzas y batallas de huevos, harina y cohetes borrachos.

 

Hacia el mediodía, el absurdo y las excentricidades de este grupo de hombres ataviados con las más estrafalarias vestimentas, se extiende por todo el centro urbano de la localidad juguetera donde, por un solo día, campan a sus anchas, tendiendo emboscadas y enfrentándose a la oposición en una batalla épica, que se repite todos los años, y a la que están expuestos no sólo los milicianos de los enharinados ('enfarinats'), sino también los viandantes que inocentemente cruzan los dominios de los golpistas. Los ciudadanos que se atreven a cruzar por la plaza de la Iglesia, cuartel general de los enfarinats, y osan incumplir sus disparatadas órdenes, acaban rebozados en harina y huevo.

 

El centro urbano de Ibi se cubre de una gran nube blanca en la que apenas se puede vislumbrar a los protagonistas, que despliegan todos sus efectivos bélicos y toman la plaza de la Iglesia, último bastión en el que se decide la batalla con "cohetes borrachos". Al final de la "encarnizada" lucha, la oposición se doblega a los invasores, ante cuyo avance no tiene más remedio que replegarse en las escalinatas de la iglesia de la Transfiguración del Señor. El final de la batalla viene precedido por la anunciada derrota de la oposición que, finalmente, se rinde ante la superioridad de los "enharinados", sin que haya que lamentar bajas en ninguno de los dos bandos. Con la rendición de la oposición, llega el armisticio por el que se unen los dos bandos enfrentados y unidos, al fin, por una causa común: recaudar fondos para el asilo de ancianos San Joaquín de Ibi. La recaudación del "impuesto revolucionario" se realiza entre los establecimientos comerciales de la localidad. Por este motivo, según el alguacil de los "enharinados", "la gente paga las multas con mucho gusto".

 

La jornada finalizará con la "danza", en las que participarán mujeres vestidas con lujosos trajes, hombres cubiertos con elegantes capas, y otros peculiares personajes conocidos como "eLS tAPATS (Los Tapados), que van disfrazados de las formas más variopintas y cubiertos con capa y máscaras. La danza se iniciará tras recibir el permiso del alcalde de los enfarinats, en el último acto de su mandato, por la noche tiene lugar en el Pabellón del Polideportivo el "Ball del Virrei" (Baile del Virrey) en el que se representan los bailes regionales y que tendrá un segundo acto también el día 30 de diciembre. Las fiestas de invierno de Ibi tienen muchos más protagonistas como son els fadrins, els casats y els amantats. 



*Detalles de la festividad de los "Enfarinats"
 

Els Enfarinats- 28 de diciembre- No están locos, pero lo parecen. Al menos, un día al año: el 28 de diciembre, dedicado a los Santos Inocentes. Son els Enfarinats, y la ciudad bajo su caprichoso dominio cambia sorprendentemente de ritmo.


Bien de mañana, els Enfarinats (los enharinados) se reúnen junto a la iglesia. Desde allí emprenden una carrera hasta el ayuntamiento, que dista unos 200 metros: en ella, necesariamente, ha de ganar el alcalde de els Enfarinats. En la meta se encuentra el otro grupo protagonista de la fiesta, la Oposición, produciéndose el primer enfrentamiento jocoso, como todo en este día, entre ellos. Antes, se ha llevado a cabo un acto fundamental: el traspaso de poderes del Ayuntamiento real al burlesco.

 

El grupo de els Enfarinats está compuesto tradicionalmente por 14 hombres casados, aunque con el tiempos e ha ido aumentando el número; la de casado es una condición que con el tiempo se ha seguido manteniendo. En cuanto al número, es bastante cerrado. Ellos mismos reconocen que no es fácil que nadie entre en el grupo, ya que está basado en una amistad de muchos años y ese es mérito que no se adquiere de la noche a la mañana.


La fiesta, cuyos orígenes históricos no están claros (el antropólogo vasco Julio Caro Baroja relaciona celebraciones semejantes a esta con las saturnales romanas; por otro lado, tiene elementos netamente carnavalescos), dejó de celebrarse en los años cincuenta. De entonces acá, Ibi ha pasado de ser un pequeño pueblo de apenas 3.000 habitantes a los 20.000 que tiene en la actualidad.


Después del paréntesis, en 1980 se recuperó la Dançà y, al año siguiente, els Enfarinats. Todo ello, en principio, por obra y gracia de un grupo de amigos que se reúne durante el año y participa activamente, no solo en esta fiesta, sino también en la de Moros y Cristianos.

 

Los bandos- La víspera del día de Inocentes se lleva a cabo la lectura de diversos bandos -rimados y escritos en valenciano- en los que se pone en solfa a personas e instituciones de la localidad. Si alguien en Ibi no tiene la conciencia tranquila, esa tarde puede pasar un mal rato.


Los cargos dels Enfarinats son los de alcalde, juez, fisco, secretario y cajero. Todos ellos -y el resto del grupo- llevan atuendos de lo más estrafalario y la cara pintada, aunque siempre reconocible. En cuanto a la Oposición, el rasgo común es una chistera negra, adornada de estrellas de papel. También son amigos entre sí, fuera de la fiesta. A diferencia dels Enfarinats, este es un grupo más abierto, pero siempre dentro de unos límites, que les permitan el control y la gobernabilidad. Aquí no hay cargos y, aunque aparentemente els Enfarinats sean los protagonistas, ellos son los primeros en reconocer que "podemos hacer la fiesta gracias a la Oposición".

 

Ruido y pólvora- Al buen humor y entusiasmo, comunes a ambos grupos, hay que añadir el enorme gasto que les supone la compra de cohetes "borrachos" (también llamados "carretillas" o "buscapiés") que pone esa nota de ruido y pólvora, inevitable en toda celebración festiva alicantina. Cerca de mil docenas se queman en algo más de una hora, y en un espacio tan reducido como el de la plaza de la iglesia. Durante ese tiempo, a cualquiera que se le ocurra pasar por allí habrá de sujetarse a las leyes de la fiesta, que imponen una pequeña aportación económica. Si se niegan, ya saben: carretillas a mansalva y un buen baño de harina o polvos de talco.
 

Impuestos y multas- El paso siguiente es el de recabar impuestos de comercio por comercio, banco por banco. Para ello se forma una comitiva, curiosa y heterodoxa donde las haya, encabezada por el alcalde de els Enfarinats. Juntos entran en las tiendas, en las farmacias, en los supermercados... Llevan un metro que mide lo menos tres, un peso totalmente irregular, una letra de cambio inmensa.


Naturalmente, con estos puntos de referencia, nadie se ajusta a lo establecido: así pues todos han de pagar unas multas que se destinan al asilo de ancianos. Estos hombres, serios y formales en su vida diaria, se vuelven por un día alocados y subversivos: el mundo al revés. Aún así, en esta jornada de inversión de valores, hay quienes se empeñan en recordarle al forastero que ellos son unos señores respetables, pero que la fiesta es la fiesta y en el día de els Enfarinats todo está permitido.


Enharinados... - Mientras se realiza el recorrido de rigor, Enfarinats y Oposición siguen con su batalla particular. Para entonces ya están completamente blancos, cubiertos de polvos de talco, cuyos botes aparecen como por arte de magia. Todos dan rienda suelta a su imaginación, hacen aquello que les viene en gana, aunque siempre dentro de un cierto orden. Pero la verdad es que están graciosos y ocurrentes; en general la gente acepta de buen grado sus bromas y muchos toman parte en ellas.


El recorrido acaba pasadas las dos de la tarde. Ahora, hay que reponer fuerzas y, entre cucharada y cucharada, docenas de cohetes borrachos por entre los pies, que ellos reciben impertérritos, a pesar del estrépito, la humareda y, porqué no, el peligro.

*Detalles de la festividad de las Danzas y Els Tapats

 

Dansà i Tapats- Tras la comida, con el estómago lleno, saben que su protagonismo está llegando a su fin. Pronto se verán rodeados por els Tapats (los tapados), personajes que dan a la fiesta, por si no lo tenía ya, un inequívoco aire carnavalesco.

 

Van disfrazados de las formas más variopintas, con una característica común: el rostro ha de ir cubierto de tal manera que sea imposible reconocer no sólo a la persona sino su sexo, aeste elemento se le llama "coixinera" porque es como una capucha de almohada que cubre el rostro. Así, el equívoco está asegurado.

Grup de Danses d'Ibi. La agrupación se ha consolidado a lo largo de sus más de 70 años años de historia como una fuente indispensable para preservar parte de la cultura y la tradición local como son las danzas típicas
Tras más de 70 años, la agrupación se ha consolidado como un pilar fundamental en el mantenimiento y difusión de la cultura ibense. Compuesto por una treintena de personas, en su mayoría muy jóvenes, que se distribuyen en "ballaors", rondalla, peinadoras y vestidoras.
No es fácil encontrar en los tiempos que corren un grupo de gente joven comprometida con la cultura y la tradición de su pueblo. Y sin embargo, se  ha hecho una apuesta firme por llevar la agrupación de danzas a toda la juventud demostrándoles que es una manera muy interesante de "conocer gente nueva y viajar por todo el mundo al tiempo que conservamos la tradición y el folklore de Ibi". 

Pero el Grup de Danses d'Ibi no se limita a realizar actuaciones por todo el mundo. Su compromiso con la cultura les ha llevado a organizar cursos que enseñan por ejemplo, cómo realizar los peinados de las "ballaoras", cómo poner el sombreros o los mantones. El vestuario de las danzadoras está compuesto por cuatro trajes diferentes y tardan una hora y media en estar listas. Por eso, requieren la presencia de voluntarios que las acompañan en todas sus actuaciones y que son especialistas en vestir y peinar a estas chicas. Se trata de personas vinculadas a la agrupación, casi siempre familiares (madres, tías, abuelas), quienes se encargan a su vez de transmitir su legado a través de los cursos anteriormente citados.
El atuendo femenino con los trajes, peinados y tocados es uno de los emblemas de la tradición ibense. El traje denominado de pastora, debido a su gran vistosidad y riqueza de complementos, fue galardonado en 1964 con la Medalla de Oro en un certamen internacional de atuendos folklóricos celebrado en Italia.

El Grup de Danses d'Ibi nació en 1945 y en sus inicios estaba compuesto exclusivamente por parejas de mujeres. No fue hasta 1956 cuando se constituye como grupo mixto. Durante su dilatada trayectoria la agrupación ha viajado por todo el mundo, ha realizado cuatro ediciones discográficas, ha participado en diferentes programas de televisión y junto con ocho poblaciones más de la provincia de Alicante creó la Federación Alicantina de Agrupaciones Folklóricas (FAAF).
 

 

 

**Si quiere conocer el Grupo Danzas de Ibi visite su web. http://grupdedansesibi.blogspot.com/

 



 

 


Dansà i Tapats- Tras la comida, con el estómago lleno, saben que su protagonismo está llegando a su fin. Pronto se verán rodeados por els Tapats (los tapados), personajes que dan a la fiesta, por si no lo tenía ya, un inequívoco aire carnavalesco.

 

Van disfrazados de las formas más variopintas, con una característica común: el rostro ha de ir cubierto de tal manera que sea imposible reconocer no sólo a la persona sino su sexo, aeste elemento se le llama "coixinera" porque es como una capucha de almohada que cubre el rostro. Así, el equívoco está asegurado.


SÍGUENOS
ayuntamiento de ibi en facebook ayuntamiento de ibi en twitter RSS ayuntamiento de ibi ayuntamiento de ibi en youtube
banner
banner
banner
banner
banner

C/ Les Eres, 48 - 03440 IBI (Alicante) _Tlf. 965 552 450 _Fax: 965 552 935 _info@ibi.es

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies